Noticias, Bolivia

Mario Segundo Quispe: “Es fundamental bajar a las bases y trabajar unidos”

Para Mario Segundo Quispe, secretario general de la Federación de Trabajadores Fabriles de La Paz, es fundamental bajar a las bases y trabajar de forma unida y recuperar nuevamente la presencia en las gobernaciones. También considera que es necesario cumplir con las necesidades de la población para que vuelva a confiar en el Instrumento Político.

El dirigente sindical hizo un análisis de los resultados que el Movimiento Al Socialismo (MAS) obtuvo en la segunda vuelta en los departamentos de Pando, Chuquisaca, La Paz y Tarija, el 11 de abril, y apuntó a infiltrados de la derecha que perjudicaron al partido gobernante, entre las causantes de la derrota.

Quispe también esgrimió algunas ideas orientadas a la reactivación de la economía y la industria, como la lucha frontal contra el contrabando, la importación ilegal de productos provenientes de Asia y la venta de ropa usada. Se mostró partidario de hacer prevalecer “lo nuestro” para garantizar el crecimiento económico y preservar la estabilidad de los trabajadores.

A continuación reproducimos las partes más importantes de una entrevista que concedió al periódico Bolivia.

—En su criterio, ¿cuáles son las causas de los resultados obtenidos en el balotaje?

—En nuestro ampliado analizamos este tema y coincidimos en que dentro de los partidos políticos y agrupaciones había infiltrados de la derecha que, de alguna manera, perjudicaron en el proceso eleccionario de las subnacionales, que impidió la victoria en los departamentos donde hubo una segunda vuelta.

Es importante que a partir de estos resultados se haga un análisis en el interior del MAS, ya que muchas organizaciones sociales se aferran a una persona que actúa a título personal y hace quedar mal, ése es el problema de este momento. Lo mismo pasa con el partido Jallalla, donde también existen infiltrados que antes militaron en otros partidos.

—¿Qué aspectos se deben trabajar para recuperar presencia en las gobernaciones?

—Yo creo que será importante bajar a las bases, trabajar con cada uno de los sectores y no con los dirigentes que representan a las organizaciones sociales, eso hace falta para comenzar nuevamente a generar ese compromiso de trabajo. No pensar que con una élite ya se ha ganado, porque eso es mentira, ya que al final quien verdaderamente elige es el pueblo boliviano, que siempre apoyará.

Se debe tener fortaleza moral e ideológica para evitar divisiones que deriven en lanzarse piedras entre unos y otros, por el contrario trabajar de forma unida para consolidar al MAS como la primera fuerza política del país.

—A su juicio, ¿cómo explica que la oposición haya ganado espacios en las regiones?

—Hay que reconocer que fueron más hábiles y estratégicos. La derecha es un empresario, terrateniente, y lamentablemente en eso nos confiamos, no (debió ocurrir) así. Disimuladamente han ingresado y utilizado el nombre de los otros partidos políticos para posicionarse como ganadores en Santa Cruz, Pando, Tarija y el departamento de La Paz.

Entonces creemos que el MAS debe trabajar más de cerca con la población y los sectores sociales, por ejemplo tenemos afiliados a la entidad matriz, la Central Obrera Boliviana (COB), la confederación y federaciones que aglutinan a los trabajadores, no con representantes que se han convertido en fantasmas y no representan a las bases.

—¿Usted cree que el ausentismo fue determinante para los resultados de la segunda vuelta?

—Si, porque mucha gente pensó que no era necesaria una segunda vuelta, además creo que esta figura no se vio hace mucho tiempo. Se ha visto también que la población está cansada de los partidos políticos y como ejemplo puedo decir lo que pasa en mi barrio, en la ciudad de El Alto, donde no hay cambios y mejoras para los ciudadanos, por lo que este tema también se debe analizar en los congresos y reuniones nacionales, departamentales y regionales para cumplir con las necesidades de la gente. Pienso que la falta de conciencia fue otro detonante para que el ausentismo sea marcado en la segunda vuelta.

—¿Cuál es el rol de los trabajadores fabriles en la actual coyuntura?

—Nosotros consideramos que la clase obrera continuará peleando por la reivindicación de los trabajadores, la estabilidad en las fuentes de trabajo y evitar el despido de nuestros compañeros, aunque este hecho lo vivimos muchos en carne propia en el gobierno transitorio de (Jeanine) Añez, donde los trabajadores no eran tomados en cuenta, (sólo) se favorecía demasiado a los empresarios y más aún cuando llegó la pandemia. Fue preocupante para todos. Nosotros como fabriles siempre vamos a trabajar no sólo sectorialmente, defendemos una estabilidad laboral para todos los trabajadores del país.

—¿Qué percepción tiene sobre el futuro de la actividad industrial en el país?

—Tenemos que ver nuestra estabilidad laboral y la reactivación del aparato productivo, porque hoy la mayoría de los empresarios quiere cerrar las empresas y eso es sólo una estrategia, y no (es) por carga social. Tiene que haber más industrias en cada departamento, particularmente en La Paz, donde antes hubo muchas empresas, pero por falta de seguridad jurídica emigraron a Santa Cruz y otras regiones. Las gobernaciones, municipios y el propio gobierno central deben reactivar la economía para que exista estabilidad laboral.

Nosotros estamos convencidos de que para reactivar la economía es importante que no haya contrabando. La venta de ropa usada perjudicó la estabilidad laboral de los trabajadores, el ingreso de la mercadería china mata la industria boliviana, es necesario hacer prevalecer lo nuestro.

Una vida entregada a la lucha sindical

Nació en una provincia de La Paz, cuenta que su infancia y juventud estuvo marcada por la pobreza, luego emigró a la ciudad, donde terminó el colegio e ingresó después al cuartel.

A partir de sus 18 años comienza a trabajar en una empresa textil y con el tiempo asumió la dirección sindical como secretario general de los trabajadores de la empresa en la que laboraba. Llegó a la Federación Departamental de Fabriles de La Paz en 2009. También asumió la dirección transitoria en la Confederación de Fabriles. Además ocupó el cargo de secretario de Conflictos de la COB durante cinco años.

Trabajó en temas de justicia, reivindica la estabilidad de las fuentes de trabajo, el respeto a los derechos laborales de los trabajadores. Asegura que continuará en pie de lucha hasta alcanzar esas metas.

Fuente: Periódico Bolivia

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Radio en Línea

Síganos en: